Tántrismo y Yoga

El yoga y el TANTRA forman la fuente fundamental de la tradición espiritual Hindú siendo profundamente conectados con la filosofía universal; se ha escrito y se ha dialogado mucho sobre estas disciplinas espirituales, pero por la profundidad y el simbolismo oculto, también se quedan opacadas por la mayoría de los de Occidente.

Guardado en secreto a lo largo de los siglos, el TANTRA se queda difuso, misterioso y enigmático, aún si es constantemente presente en muchas técnicas de YOGA, especialmente en las formas tibetanas. Por una investigación consecuente, el TANTRA aparece como una ciencia original enfocada en el ser humano, en la cual las fuerzas cósmicas se mezclan con la fisiología, psicología, la mente y el espíritu del ser.

El TANTRA ofrece una visión práctica y en más niveles acerca del ser humano, una teoría unificada que explica los más íntimos aspectos del comportamiento humano, aún los que todavía han escapado a la investigación moderna común. Un estudio detallado del TANTRISMO podría contribuir de una manera nueva y original al enriquecimiento de la ciencia contemporánea y de la psicología.

El objetivo último de todas las formas de YOGA es indicar el camino para la integración perfecta en la Realidad objetiva y realizar una unión armoniosa entre los diferentes niveles de la manifestación de los fenómenos cósmicos. El objetivo principal es accionar en perfecta concordancia con la armonía y la actividad cósmica superior. Luego por diferentes técnicas YOGA, la conciencia del practicante es expandida mientras la habilidad de percepción superior es desarrollada y ampliada al máximo. Estas características son comunes para todas las disciplinas espirituales y el TANTRA YOGA una constituye una excepción.

El TANTRA considera el Universo como una trama de energías invisibles, extremadamente compleja y multidimensional. Esta ciencia permite la expansión controlada de la conciencia más allá del enredo de apariencias ilusorias y así nos libera de la ignorancia.

El TANTRA más accesible es llamado Vama Marga, es decir el Camino de la Mano Izquierda por el hecho de que la mujer, que representa la influencia lunar, la polaridad menos o la parte izquierda, juega un papel esencial en esta ciencia. Sin embargo el camino que es recomendado aquí, no es hecho por negaciones y austeridades como en la mayoría de los sistemas espirituales, pero es un camino de la aceptación, de lo agradable y de la beatitud. La tradición TANTRICA muestra claramente que el estado de integración armoniosa y de libertad espiritual puede ser obtenido por experiencia directa y vivenciar la vida diaria. Los niveles inferiores de conciencia no pueden ser controlados y superados sin esfuerzo, sin vivenciarlos por completo y frenéticamente, intensamente y total, en toda la plenitud de sus fuerzas.

Yoga y sexología

La auténtica tradición Yoga refiere a un enfoque completamente diferente hacia el amor y la sexualidad, altamente positivo y pleno, distante de la visión confusa presente en la mayor parte de las personas en el Occidente.

Esta antigua filosofía reconoce que el elevado placer compartido entre los dos amantes, realizando el amor con continencia, si es sabiamente refinado y controlado, es un medio poderoso para el ensanchamiento de la conciencia, dirigido a reforzar la evolución espiritual de cada uno de ellos. Los sabios de la antigua China lo conocían muy bien, y lo practicaban así como otros pueblos orientales, incluyendo a los seguidores del Tantra de origen en la India.
Existen incontables templos adornados con esculturas eróticas de exquisita belleza, en India, China, Japón, Nepal, Tibet, Thailandia, etc. Hay muchos símbolos religiosos y espirituales en Oriente que poseen una connotación erótica: los famosos Shiva lingams o las estatuas representando parejas en fusión íntima, para mencionar sólo a las más conocidas.

Una vida sexual activa, perfectamente controlada, no es para nada incompatible con la práctica del Yoga o con el desarrollo espiritual.

 

Lejos de condenar a los practicantes de Yoga a la abstinencia o a la impotencia, las técnicas de yoga aumentan el poder sexual e incrementan los sentimientos eróticos, y permitirán un control completo de la energía erótica, a fin de sublimarlas hacia energías superiores.

La sexualidad y el amor, experimentados a la luz de los secretos tántricos, no obstruyen la evolución espiritual, sino que la aceleran y establecen una base seria para ella en la profundidad del ser. Muchas personas suponen erróneamente que el progreso en el yoga está completamente unido a una rígida abstinencia y reclusión para llevar una vida de ermitaño. La verdad obvia es que no es así.

El Yoga brinda la opción entre una abstinencia activa (unida a la transmutación del potencial sexual y la sublimación de la energía a través de técnicas de yoga específicas), y la continencia sexual, que implica el esfuerzo inteligente y el control perfecto de la función sexual.

Facebook Twitter Google+ Pinterest